miércoles, 30 de enero de 2008

¿Y esto, a qué coño que viene? Hoy: Leeeeeeeeeeeeeeela

Que me gusta Futurama me parece que no es ningún secreto (y menos leyendo esto donde lo estáis leyendo), y mi admiración por bender tampoco pasa desapercibida. Pero hay algunos secundarios en la serie realmente espectaculares, como es el caso de Branigan; gordo, corto de entenderas y con mucho poder, es el prototipo de jefe que muchos sufren, aunque a éste se le termina queriendo.

Para mí, uno de sus momentos cumbre es éste:




Qué voz, qué movimiento sexy, qué pecho palomo al descubierto, qué todo!!! Y para poder comparar, el original, interpretado por los Kinks:

1 comentarios:

Aquella que vive privada del sol dijo...

Amamos a Brannigan.
Y amamos ese capítulo, porque auqneu me queje cada vez que los veo empezar porque los han cuatripitido mucho (pero aun asi los acabo viendo), este no, este me encanta.

"Y unas patatas rancias que se dejó Amy yer."
"Eran padrastros de uñas."
"Mejor todavvrrrría."

Publicar un comentario